lunes, 23 de junio de 2014

REFORMA FISCAL Y ELECCIONES

Parece mentira que haya que ocuparse de forma tan reiterada y recurrente del ministro de Hacienda Sr. Montoro, pero es que no para de hacer méritos para ello. A pesar de que en este gobierno nadie respira sin que abra la válvula del oxígeno su Presidente, el Sr. Rajoy

Pero desde luego, si hubiese una remodelación ministerial (cosa harto improbable) a algunos no nos extrañaría que el señor Montoro pasara a ocupar una cartera relacionada con Comercio, ya que parece que se ha especializado, y de qué forma, en vender motos sin ruedas, y con esa mueca en la boca. 

Verbigracia, no ha dicho cómo va a conseguir el objetivo de déficit público si se dejan de ingresar cinco mil millones de euros, mientras que el Sr. de Guindos al comunicar la reforma a sus pares de Bruselas, se encargó de echarle una mano a su colega rebajando el impacto sobre las arcas públicas en solo tres mil millones. Aunque si de verdad se llegaran a aplicar las reducciones previstas, los trabajadores y sociedades dejarían de pagar, entre 2015 y 2016, más de 9.000 millones en impuestos. 

Algo no cuadra, pero ya se encargará de recordárselo al Sr. Rajoy algún enviado de Frau Merkel, porque si en los estertores finales del mandato de Zapatero, entre finales de agosto y primeros de septiembre de 2011 tuvieron que reformar el artículo 135 de la Constitución Española, por imperativo categórico, deprisa y corriendo a petición Europa, convocadas ya las nuevas elecciones para el 2o de noviembre de ese mismo año, para asegurar el pago de la deuda española a los bancos europeos, sobre todo alemanes, que se concreta en:

a) La obligatoriedad de cumplir con las obligaciones de déficit público estructural establecidas en el marco de la Unión Europea.

b) El establecimiento del principio de equilibrio presupuestario para las Administraciones Locales.

c) La necesidad de autorización legal para emitir deuda pública, y el carácter absolutamente prioritario de su servicio.

d) El establecimiento de excepciones en caso de recesión, catástrofe u otra condición que dañe gravemente la economía español


La rapidez del proceso de aprobación de la reforma del artículo por PP y PSOE para evitar por todos los medios el debate ciudadano que pudiera dar lugar a la petición de un referéndum dio en llamarla Reforma Exprés, y hace que haya gente que no se crea que esta reforma fiscal se lleve a cabo; que surgirá algún factor exógeno que “lo impida”, y llega a argumentarlo y analizarlo con cifras: 

“…Me extraña que eso ocurra, ya que las reformas fiscales se plantean para incrementar los ingresos del Estado y me extraña que el Estado reduzca su porción del IRPF. Está claro que van a subir otros impuestos, pero aquí solo se analiza el IRPF. Me queda pendiente analizar la recaudación media esperada, según la distribución de la clase trabajadora española por sueldos…” 

Hasta la semana que viene

lunes, 16 de junio de 2014

BECAS 1 PRÉSTAMOS 5

En mi post de la semana pasada , “Bienvenido Mr Draghi”, se podía leer:

“Bien, pues después del tiempo que hace que se está pidiendo una apertura del crédito para las empresas, imprescindible para contrarrestar el Austericidio al que están sometidas, sobre todo las pymes, y cuya principal consecuencia es la situación de desempleo en España, hay quien se permite escribir en las redes sociales cosas como éstas: 

“Lo del BCE es una memez, y si los bancos dan préstamos, que no se quejen luego si de nuevo no recuperan el dinero prestado. La solución está en rebajar los impuestos para que la gente tenga más liquidez y se lo gaste cómo quiera” 

Y yo respondía: “A los que no están de acuerdo con las medidas adoptadas por el BCE habría que preguntarles qué hace un chaval que está en 2º de carrera en una facultad a 60 Kms. de su casa cuando un ERE manda a su padre (ingeniero) al paro y ya no pueden pagar ni la estancia ni la matrícula (y sin beca, Sr. Ministro), y cuya única salida está en un crédito blando. Casos como este los hay a montones.”

Bueno, pues parece que nuestros dirigentes se están especializando cada día más en coger el rábano por las hojas para que el personal se les eche encima. Y es que debe gustarles. Veamos si no. 

El pasado jueves, día 12, salió a la palestra la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, planteando de nuevo el polémico debate que suscitó hace un par de años el ministro del ramo, José Ignacio Wert: fuera becas y que padres e hijos se apañen con préstamos universitarios. Un tema que al parecer dormía el sueño de los justos.

“Gomendio ha afirmado en un desayuno informativo que el debate sobre la financiación universitaria "también incluye" si se debería de seguir "en un sistema de becas donde los estudiantes reciben unas cuantías importantes de dinero que luego no devuelven" o si se debería de "evolucionar hacia un sistema de becas". Su reflexión se basa, según ha indicado, en que el sistema universitario ha crecido exponencialmente en los últimos años y supone un coste "muy elevado". "No es cuestión de gratuito o no, sino de quién lo paga, cómo y cuándo", ha dicho. 

Horas después del encuentro informativo con Gomendio, un portavoz del Ministerio de Educación ha señalado que el gabinete de José Ignacio Wert "no plantea pasar del sistema de becas al de préstamos en la Universidad".


Ya pueden salir, como siempre, los portavoces ministeriales “rectificando” lo que quieran, pero lo que está claro es que al final consiguen con cualquier tema montar la mundial, como cuando la privatización de la sanidad, que también empezaron con el lanzamiento de un globo sonda y después de que los sanitarios le echaran mucho valor y mucho sentido común tuvieron que ser los tribunales los que pararan aquella sinrazón. 

Vamos, que no se les puede dar ideas porque se apuntan a un bombardeo, con esa funesta manía de compararnos, cuando les interesa, con los países más punteros: Reino Unido, Alemania o USA. Pero jamás cuando es para comparar los ingresos del personal. La consecuencia es, sin duda, que definitivamente y por todo ello España se está quedando a la cola. 

Nada nuevo, por otra parte, en un pueblo en el que no hubo Feudalismo como en Europa; aquí hubo un Régimen Señorial (los señoríos) que duró hasta su abolición (entre 1812 y 1837). Pero parece que algunos se han empeñado en reimplantar de nuevo aquello de que solo podían estudiar los hijos de los señoritos. Un poco tarde, creo. La tele no solo ha sido una lavadora de cerebros porque el pueblo es sabio y son muchos años ya para elegir sus preferencias, y ahora encima Internet. La gente está más espabilada de lo que muchos se creen: a los recientes resultados electorales me remito. 

Hasta la semana que viene

lunes, 9 de junio de 2014

BIENVENIDO, MR. DRAGHI

“Más artillería que nunca: 400.000 millones destinados a créditos para la economía productiva que no podrán usarse ni para hipotecas o préstamos al sector público, rebaja de los tipos de interés hasta el 0,15% y un interés negativo para los depósitos de dejen las entidades, entre otras decisiones. El Banco Central Europeo (BCE) busca con las medidas aprobadas estimular el crédito y sacar a la economía euro de la anemia: menos intereses, hipotecas más baratas... Pero las decisiones monetarias actúan más rápido y de forma más previsible cuando son represivas que cuando resultan expansivas. Como decía el economista John M. Keynes, la política monetaria es como una cuerda en manos de los gobernadores de los bancos centrales: pueden tirar de ella subiendo el precio del dinero y frenar excesos económicos, pero es difícil empujar esa cuerda.”


Lo más parecido en la Historia Universal fue la ayuda que prestó el gobierno de EE.UU a Europa occidental (tanto a vencedores como a vencidos) después de la II Guerra Mundial. Más de 13.000 millones de dólares de la época, en proporción descendente según el PNB de cada país en 1950. Dicha ayuda, que se comenzó a debatir en 1948 por el Senado USA, constituyó la esencia del Programa de Recuperación de Europa (ERP) conocido como Plan Marshall, en homenaje a quien dio a conocer el proyecto, el entonces secretario de Estado americano, general Marshall. 

Cumbre la película de Luis García Berlanga, de 1953, basada en dicho tema, Bienvenido, Mr. Marshall, una vez comprobado que a España, que había solicitado la ayuda, no le tocó ni la pedrea ya que, según noticias de la época, el Gobierno español se mostró inflexible ante las peticiones de los políticos americanos para liberalizar la rigidez religiosa del Artículo 6º del Fuero de los Españoles, hasta el punto de que el propio Presidente Truman se opuso a que España se beneficiara del Plan alegando maltrato a los protestantes. Así que, como en la película, los americanos pasaron de largo y no dejaron aquí ni un dólar. Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho

Pero además de la recuperación económica europea lo que subsistía en el fondo era que Europa importara el estilo de vida americano (The American way of life) inundando el Viejo Continente de los innovadores productos Made in USA, superiores en todo a los toscos artefactos de los países del Este. La idea era frenar la entrada de la URSS sobre todo en Francia e Italia, cuyos partidos comunistas eran muy dependientes de Rusia, de la que los americanos no se fiaban ni un pelo, como luego evidenció la Guerra Fría. 

Bien, pues después del tiempo que hace que se está pidiendo una apertura del crédito para las empresas, imprescindible para contrarrestar el Austericidio al que están sometidas, sobre todo las pymes, y cuya principal consecuencia es la situación de desempleo en España, hay quien se permite escribir esto en las redes sociales: 

“Lo del BCE es una memez, y si los bancos dan préstamos, que no se quejen luego si de nuevo no recuperan el dinero prestado. La solución está en rebajar los impuestos para que la gente tenga más liquidez y se lo gaste cómo quiera” 

Bueno, pues así están las cosas: de nuevo Hayek contra Keynes

A los que no están de acuerdo con las medidas adoptadas habría que preguntarles qué hace un chaval que está en 2º de carrera en una facultad a 60 Kms. de su casa cuando un ERE manda a su padre (ingeniero) al paro y ya no pueden pagar ni la estancia ni la matrícula (y sin beca, Sr. Ministro) y cuya única salida está en un crédito blando. Casos como este los hay a montones 

Aún más: ¿a quién beneficia más una bajada de impuestos? Pues a los que ganan/pagan más, ¿no? O es que una bajada de 2 ó 3 puntos en el IRPF y otros tantos en el IVA, que pueden sumar como máximo unos 500 euros/año de promedio (40 €/mes) entre el montón de gente que gana de 20 a 25.000 euros brutos al año en España será mejor que las pymes puedan invertir y sacar del paro a toda la gente que se pueda? Es que en nuestro país se está perdiendo por completo la solidaridad? 

Sin embargo, algunos economistas muy criticados por otros temas, como el catalán Sala i Martín, aquí se rinden ante la evidencia y la necesidad de las medidas adoptadas. 

Molto bene, Signore Draghi. Aquí decimos “Más vale tarde que nunca.” Ahora solo falta esperar que el Plan de Acción no se retrase demasiado con la burocracia. 

Hasta la semana que viene

lunes, 2 de junio de 2014

RICOS Y POBRES: AUMENTA LA BRECHA


Ayer domingo, El País traía u reportaje titulado “Spain is different: 11 marcas España”, de las que me he permitido comentar tres de esas “marcas” relacionadas con los temas que habitualmente nos ocupan. 

1. La mayor brecha social de Europa

“España es el país de la UE donde más ha aumentado la diferencia entre ricos y pobres. Con una peculiaridad: en otros países, los más ricos se han hecho mucho más ricos, y por eso ha crecido la desigualdad; pero en España, son los pobres los que se han hecho más pobres. “Siempre hemos estado en la franja alta de la desigualdad, pero nunca tan alto”, afirma Ignacio Sánchez Cuenca, profesor de Sociología de la Universidad Carlos III. En España, los millonarios han aumentado poco; son las rentas medias y bajas las que se han hundido”.

Los datos son elocuentes. Las cifras de Eurostat indican que el 20% más rico de España gana unas 7,2 veces más que el 20% más pobre. En Francia, 4,5. En Suecia, 3,7. La media europea se sitúa en el 5,1. Y las cifras del FMI abundan en esta misma dirección…”

Sin embargo, como se puede, ver ese mismo FMI no tiene empacho en pedir a España que suba el IVA y baje el tipo del impuesto de sociedades (27 de mayo de 2014).

Y el Sr Rajoy solo tardó tres días en hacerles caso en parte, pero la subida no tardará: Rajoy bajará del 30% al 25% el tipo de sociedades de las grandes empresas. El de las pymes se mantendrá en el 25% (31 de mayo de 2014).

Por eso, en épocas malas, los más desfavorecidos quedan desprotegidos. Además, señala, la abundancia de contratos temporales en el mercado de trabajo español facilita que se eche a los trabajadores a la calle cuando vienen mal dadas. Lo que significa más gente a la intemperie. Josep Lladós, profesor de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya, dice que la revolución digital, el modelo productivo (basado en trabajo que requería poca formación) y la política económica y fiscal explican la situación a la que ha llegado el país: “Las políticas de austeridad han ayudado a que la desigualdad aumente”. (Joseba Elola)


2. El segundo país con más paro

Según Samuel Sánchez, a la cabeza en desempleo las cinco regiones europeas más castigadas por el paro tienen nombre español: Andalucía, Ceuta, Melilla, Canarias y Extremadura. 

El paro es la asignatura pendiente de la democracia española. Una tasa media de desempleo del 20% desde que España entró en la Unión Europea lo demuestra. Es el fruto de un mercado de trabajo capaz de crear muchos puestos de trabajo en épocas de crecimiento, apoyado en la precariedad más la construcción y el turismo y destruirlos con la misma fuerza y velocidad en cuando vienen mal dadas, por las mismas vías. ¿Resultado? Más de 3,5 millones de empleos destruidos en esta crisis y una tasa de paro del 26%.

TANTA TUMBONA. El calendario laboral para 2014 recoge 12
 festivos, tantos como Grecia y cinco más que Holanda. Sin embargo, 
según la OCDE, en España se trabajan 1.686 horas frente a 1.397 
en Alemania. / ROSA FUSTER


3. Más festivos y largas jornadas 

España acumula más días festivos que sus vecinos. En una tierra famosa por sus horarios laborales extensivos, cada vez cuesta más agarrarse a ese consuelo ante la evidencia de que es una intención gubernamental confesa recortar el número de vacaciones adicionales a la pausa de verano. El calendario laboral para 2014 recoge ocho fiestas nacionales, más dos designadas por cada comunidad autónoma y dos locales. Grecia iguala el récord de 12 festivos, Francia e Italia tienen uno menos y Holanda se queda en siete. 

Para compensar, España está a la cola en días de vacaciones: 22 días de media —20 es lo mínimo— contra los 30 de Alemania o Dinamarca. De acuerdo con la OCDE, en España se trabajan 1.686 horas anuales, que si no parecen tantas comparadas con Suecia (1.621) sí lo son frente a los alemanes (1.397, el equivalente a 36 jornadas de 8 horas menos). 

La culpa es de las dos horas de pausa para almorzar y de la “cultura del presentismo”, considera Ignacio Buqueras, presidente de la Asociación Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles. “Queremos que los jefes nos vean en la oficina aunque no estemos trabajando, pero unos horarios racionales y humanos nos ayudarían a salir de la crisis. Hay que trabajar por objetivos y aumentar el rendimiento”… 

Hasta la semana que viene


Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.