jueves, 21 de agosto de 2014

EL FERRAGOSTO

Siguiendo con la línea emprendida la pasada semana y respetando el merecido descanso estival del personal, sobre todo en la segunda quincena de agosto, me remito de nuevo a la reedición de otro de los post que yo considero más significativo en la trayectoria de este blog.

LA MOTIVACIÓN EMPRESARIAL
Martes, 26 de noviembre de 2013

Es evidente que entre las necesidades básicas en la Historia de la Humanidad (alimentos, ropa, cobijo) hoy se nos ha colado el trabajo, que mientras no se demuestre lo contrario, salvo excepciones muy puntuales, lo proporcionan las empresas. Dándose la paradoja de que a pesar de las consabidas dificultades para crear una empresa en España, si las cosas sigues así, resultará más sencillo crear una empresa para trabajar en ella que encontrar un trabajo. Pero las empresas no surgen por generación espontánea sino que dependen de la voluntad y el esfuerzo de las personas; es decir, de sus motivaciones.


Llegados a este punto habría que distinguir entre las motivaciones del Empresario y el Emprendedor. Así, mientras el emprendedor es un aprendiz de empresario que aspira a crear un negocio, el empresario ya está desarrollando su carrera profesional.

El emprendedor no es un ser predestinado que “ha nacido para la gloria”, ni mucho menos; sino alguien que puede aprender las habilidades y capacidades requeridas para llegar a ser empresario, siempre que más que aptitud (que se puede aprender) demuestre una actitud positiva para ello; es decir: motivación empresarial.

La motivación es la energía mental o física que mueve a la gente a satisfacer una necesidad propia o ajena.

Pero ni todos los empresarios proceden del Emprendimiento ni todos los emprendedores pueden llegar a ser empresarios, bien porque le falten motivación (sobre todo miedo al riesgo o al fracaso) o porque a lo largo de su aprendizaje puedan surgir determinadas carencias imposibles de cubrir. Ahora bien, lo que sí hay que pedirle al emprendedor es que tenga capacidad de Innovar, de probar cosas nuevas o de hacer las existentes de un modo diferente. Esta debe ser la premisa fundamental. 

Hasta el punto de que en las grandes empresas, muy jerarquizadas, “nadie” se fija en los fallos rutinarios; porque las cosas siempre se han hecho así. Pero algunos técnicos, con gran capacidad de observación e innovación y sobrada habilidad para percibir que cambiando algunos detalles el conjunto mejoraría notablemente, si fueran capaces de perder el miedo al riesgo y se atrevieran a ponerlo en práctica por su cuenta algún día serían empresarios de mucho éxito, como le sucedió a Antonio en el imaginario caso que expongo a continuación:

EL NOGAL 

Antonio es biólogo y desde hace 10 años también empresario. Trabajaba en Barcelona en el Departamento de I+D de una multinacional del yogur, y no estaba de acuerdo con la presión que ejercía su empresa en los juzgados contra las firmas lácteas españolas que producían postres pasteurizados (de larga duración) y querían denominarlos yogur. Entre otras cosas, porque Antonio había conseguido por su cuenta una elaboración alternativa a la pasteurización mucho más fácil que la tradicional. Pero su empresa estaba empeñada en que se les continuara llamando postres lácteos en vez de yogures pasteurizados después de la fermentación para mantenerlos alejados de su mercado.

En abril de 2003 las empresas lácteas nacionales les ganaron el contencioso a su empresa multinacional en el Jurado de Autocontrol de la Publicidad, el cual desestimó la reclamación presentada por la Asociación Española de Fabricantes de Yogur (AEFY). En concreto, la resolución se pronunciaba a favor de una campaña publicitaria de Leche Pascual en la que se destacan las ventajas del yogur de larga vida frente a los de corta vida, y “las molestias, limitaciones y ataduras del yogur de corta vida derivadas de su dependencia del frío por su menor duración”. La duración era el hamdicap que impedía la exportación del yogur, por lo que cualquier innovación que se pudiera convertir en una ventaja competitiva sólo sería útil para el mercado nacional donde la competencia era feroz y dominaban las multinacionales. 

Conocida la resolución del Jurado, ese verano de 2003, Antonio negoció su salida de la compañía. Llegó a un acuerdo con ellos y por sus 12 años de antigüedad recibió una sustanciosa indemnización, la cual formaría parte de la inversión para montar su propia empresa. Y lo primero que hizo fue ponerse en contacto con su antiguo amigo Miguel García, un veterano economista experto en Contabilidad de Costes que había sacado a muchas empresas del atolladero, y al que Antonio le pidió un estudio de viabilidad antes de dar ni un solo paso para poner en marcha la suya. 

El proyecto consistía en una pequeña fábrica de yogures con nueces de larga duración, en la provincia de Burgos, cerca de la autopista de Bilbao, donde los padres de Antonio (hijo único) tenían una plantación de 5 Has. de nogales (unos 300 árboles) con una antigüedad de más de 40 años y de cuyo fruto vivían. Junto a la casa había una nave de unos 800 m2, que era donde Antonio pensaba ejercer su actividad, y una balsa de agua de 75 m2 y 4 mts. de profundidad (unos 300.000 litros). La situación era ideal: en el entorno de la factoría de Leche Pascual, y por tanto de sus proveedores, y con una buena conexión con el puerto de Bilbao por donde podría embarcarse el producto para la exportación. 

Antonio tenía concedida una patente sobre un innovador método alternativo a la pasteurización clásica del yogur, el cual es sometido a un tratamiento de calor que inactiva los fermentos lácticos vivos después de la fermentación. Y la innovación de Antonio consistía en la fermentación artificial mediante microondas, por la cual el yogur conservaba todas sus características y no perdía ninguna de sus cualidades organolépticas. Así, el ahorro en instalaciones y bienes de equipo en su factoría sería considerable, y el tiempo de conservación del yogur (más de 3 meses) aseguraba su exportación a cualquier país. Esta era la ventaja competitiva de que gozaría la empresa. 

Quería un mercado de precio alto para poder pagar bien a los empleados y que se entregaran. Le ofreció a Miguel la Administración de la empresa y el 5 % de las participaciones de la sociedad EL NOGAL, S.L, por lo que había que preparase. Se iban a necesitar tres buenos comerciales dispuestos a viajar y que conocieran bien el sector nacional y la exportación. Debían hablar inglés y francés, y uno además alemán, para montar una buena red comercial de distribución nacional e internacional (sobre todo europea). Debían contratar un buen equipo de Diseño externo para posicionar la marca y la identidad corporativa en el target de la empresa, con un buen packaging e impecables folletos. Las relaciones públicas y la atención al cliente deberían ser exquisitas. 

Antonio y Miguel, con el plan de viabilidad detallado y la patente bajo el brazo se dirigieron a la Caja Provincial (donde Antonio ya había realizado un buen ingreso) para solicitar un préstamo a 10 años, el cual se garantizaría con el valor de los árboles de la finca (300 nogales de 40 años, sólo en madera, valen un buen dinero). Se lo concedieron y a trabajar. Hoy, EL NOGAL es una marca reconocida en varios países, que ha amortizado su inversión y reinvirtiendo los excedentes en la empresa y, entre otras cosas, instaló un sistema de riego por goteo informatizado en todos sus árboles, a los cuales hay que mimar, ya que son la base en la que se apoya el desarrollo y el futuro de la actividad. 

FIN 

Hasta la semana que viene



lunes, 11 de agosto de 2014

LAS PERSEIDAS

El 1o de agosto, día de San Lorenzo (al que martirizaron quemándolo en una parrilla) y los tres días siguientes, en general calurosos donde los haya, se contempla en el cielo el precioso espectáculo de estrellas fugaces que se conocen como perseidas, a razón de cien por hora, casi dos por minuto.

Días, por tanto, poco aptos para concentrar las neuronas en nuevos aspectos sociales y buenos para huir fugazmente al monte o a la playa a modo de perseidas. Por eso voy a aprovechar para hacer una pausa y traer aquí uno de los post de que más éxitos han tenido este año en el Blog, por ser un tanto intemporal. Y sobre todo, para los que no hayan tenido la oportunidad de leerlo en su publicación inicial o se hayan incorporado con posterioridad a mi red de contactos en Linkd in, donde se editan todos los lunes. 

ADIOS CLASE MEDIA, ADIOS
lunes, 21 de abril de 2014

A mediados de la semana pasada estaba buscando una noticia de finales del año pasado cuando en la sección de Cartas al director de un periódico de tirada nacional me tropecé con esto: 

“Ya se empiezan a ver los beneficios a medio plazo de la reforma laboral. Aunque no debemos ser hipócritas ni llevarnos las manos a la cabeza. Un ejemplo: se están quejando muchos del elevado precio de la nueva Play Station 4 (unos 400€), hay que añadir que muchos de esos que se quejan luego se indignan al saber que los balones de fútbol los tejen niños de la India o que el litio de las baterías es extraído por semi-esclavos en Perú, Sony dice que más barato no se puede, es decir, el cliente le pide que estruje más aún, es comprensible que hasta el trabajador asiático tiene sus límites. Apuesto a que la siguiente generación será fabricada en España videoconsolas última generación a 100 €.”

La verdad es que aunque a estas alturas ya no me extrañe de nada me llamó la atención tanto sarcasmo, y me propuse averiguar cuál era el motivo. Y buscando por aquí y por allá me encontré con que por esos días hubo un debate vivo tanto en la red como en la prensa escrita sobre cómo se está ensanchando en España la brecha salarial entre los sueldos altos y los bajos. Es decir, entre los directivos y los mandos intermedios y trabajadores. De tal forma que se está llevando por delante a la clase media a pasos de gigante. Prueba de ello es cómo se han desbocado por la parte alta de la pirámide los gastos suntuarios y de artículos de lujo, y por la parte baja, las estrecheces que están pasando la clase anteriormente llamada media para pagar las facturas y llegar a fin de mes y las calamidades de las clases bajas simplemente para poder comer.


Por esos días también se recordaba que el ínclito ministro Montoro, al ser requerido sobre este tema en el Congreso en una sesión de Control al Gobierno el miércoles 13 de octubre había dicho: “Los salarios no están bajando en España, sino moderando su crecimiento”. Esta frase, tan falta de rigor y de tacto político, se ha quedado como un lema grabado a fuego entre el personal crítico con las dudosas decisiones gubernamentales en los foros de los blogs y en las redes sociales. (La verdad es que el Sr Montoro está poniendo muy poco de su parte para que cese ese cachondeo de trazo grueso que se trae el personal con él. Debería hacérselo mirar). 

Y es que la gente ni es tonta ni habla a “humo de paja”. Lo que se estaba comentando en las redes obedecía a los resultados de un estudio realizado por la consultora ICSA , basado en 80.000 encuestas que revela que durante la crisis el salario medio de los directivos no ha parado de subir (salvo un descenso en 2009): en 2007 era de 68.705 euros brutos anuales y ha escalado hasta los 80.330. El de los mandos y empleados experimentaron una subida en 2008 y 2009 para volver a bajar a partir de entonces. Así el salario de los mandos intermedios se situaba en 2013 en 36.522 y el del resto de empleados, en 21.307 euros. En definitiva, hay que despedirse de la clase media. 

Hasta la semana que viene.


lunes, 4 de agosto de 2014

¿DÓNDE ESTÁ LA PASTA?

“Expongo todo esto con mucho dolor por lo que significa para mi familia y para mí mismo, pero sobre todo por lo que puede significar para tanta gente de buena voluntad que puedan sentirse defraudados en su confianza, a la cual pido perdón. Y también les pido que sepan separar los errores de una persona -por muy significativa que haya sido-, y que esta declaración sea reparadora en lo que sea posible del mal y de expiación por mí mismo.”

Barcelona, 25 de julio de 2014

Jordi Pujol i Soley"

Así termina el comunicado con el que Jordi Pujol reconoce que tenía dinero en paraísos fiscales. 

Y por lo visto, según el diario El Mundo, que ayer domingo publicaba una noticia al respecto facilitada por el Ministerio del Interior, son 1.800 millones (de Euros) los que tiene fuera de España. 

Si esta escandalosa cifra fuera cierta yo creo que puede provocar la tan temida en otros tiempos alarma social. O la debería provocar. A no ser que estemos ya tan inmunizados por los impactos propagandísticos de todos los telediarios, de todos los canales, de todos los días sobre los horrores y muertes que de forma violenta se producen en el extranjero y lo mal que está todo por ahí fuera, que un cuasi consentido atraco tan impresionante como este no solo no provoca la dimisión de nadie sino que los políticos se han ido de vacaciones a sus merecidos lugares de descanso como si no pasara nada: ¡Con un par! 

Como si este confesado (él sabrá porque) hecho no dejara en pañales a tantos conocidos estafadores (ahora simples aficionados) que en los últimos tiempos proliferan en el mundo de la política y que han arramblado con todo el dinero público que se les ha puesto a mano.

Hay que tener en cuenta que no estamos hablando de El Bigotes de la Gurtel, sino de un personaje que ha ejercido el poder más absoluto durante 23 años en la región más rica, puntera y teóricamente más culta de España, con siete millones de habitantes de los que ahora se puede pensar que fueron engañados y mangoneados al antojo del Molt Honorable President.

Y con independencia de los impuestos que deba devengar y de la multa administrativa que conlleve los delitos fiscales correspondientes; incluso del hipotético castigo penal al que pudieran ser sometidos él y sus familiares culpables, yo creo que habría que plantearse de una vez por todas una cuestión que desde Roldán para acá parece haberse convertido en un arraigado deporte nacional de élite: robar y no devolver lo robado. Porque, repito: la cuestión fiscal está mucho más definida, como se puede apreciar aquí abajo.
¿Es que aquí nadie va a devolver jamás ni un duro de lo robado al pueblo? ¿Cómo es que el Gobierno a través del Ministerio de Hacienda, que a su vez lo es de Administraciones Públicas y que con tanta diligencia actúa en determinadas ocasiones aún no ha insinuado ni pío sobre algo que es público y notorio como esto.

El viernes pasado, al acabar el Consejo de Ministros no hubo esa exótica rueda de prensa en las que cada viernes siempre preguntan los mismos periodistas, y nuestra avispada Vicepresidenta, sorprendentemente, lee las respuestas en un papel que trae ya escrito. No. Este viernes, quiso comparecer el propio Sr Rajoy, para decir que se confirma que 2014 es el año de la recuperación y que el crecimiento ha venido para quedarse. Hasta el punto de que, a la vuelta de las vacaciones, está dispuesto a revisar al alza la previsión de crecimiento anual. 

Los periodistas también aprovecharon para preguntarle al presidente sobre sus impresiones tras la confesión de Jordi Pujol: 

"Esto me ha generado un enorme impacto, lo único que puedo decirle es que las instituciones hagan su trabajo y que los políticos intentemos que esto no se repita nunca más". 

Sí. Esperemos que las instituciones hagan su trabajo. De lo contrario los ciudadanos, a pesar del “pasotismo político” imperante, van a perder la escasa confianza que les queda en los políticos y ya veremos si los votos no terminan por ponerse fuera del alcance ciudadano…, por las nubes, diría yo. 

Hasta la semana que viene.

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.