viernes, 28 de julio de 2017

EMPRENDIMIENTO: ¿HAY QUE CAMBIAR DE ESTRATEGIA?

En mi post anterior de este Blog de El Mentor, titulado “¿Interesa el Emprendimiento en España?”, decía lo siguiente:

“Dándose la paradoja de que a pesar de las consabidas dificultades para crear una empresa en España, si las cosas siguen así va a resultar más fácil crear una empresa que encontrar un trabajo digno.”

Pero el colega de Linkedin, Carles Roca Aracil, me comentaba: “Yo soy un emprendedor y soy pro startups. En un futuro quiero tener un conjunto de empresas en las que pueda ayudar a crear trabajo. Por lo tanto, sí me interesa ;)” A lo cual yo le respondía:

“Coincido contigo. Pero, si me dejas aconsejarte, te diría que fueras despacio. Mejor que ‘un conjunto de empresas’ procura volcarte en la startup que mejor te vaya y hacerla una buena pyme, para tratar de ir dejando atrás el mito de “los miles de microempresas”. S2
Porque, a tenor de las noticias que se van conociendo sobre el gremio de autónomos, que en general es como se empieza, una cosa es crear una empresa y otra muy distinta gestionarla, mantenerla y hacerla crecer, que es lo que de verdad se necesita: pymes rentables y escalables.

“España perdió 6.600 autónomos con menos de 30 años en 2016

Así comienza un artículo de la periodista en Emprendimiento y Pymes, Teresa Alvarez Martín-Nieto, en Cinco Días, el pasado 25 de julio; hace solo tres días. Y continúa así:

“Los autónomos menores de 30 años fueron uno de los estratos de este colectivo más afectados negativamente el pasado año. En concreto, según se desprende del Informe Estatal del mercado de Trabajo, España perdió en el último ejercicio 6.600 autónomos menores de esta edad.

Con este resultado, los jóvenes autónomos menores de 30 años representan el 8,89% del total del colectivo. Por sexo, el 63,02% de los jóvenes autónomos son hombres y el 36,98% mujeres. Por el contrario, en 2015 la proporción fue de 62,49% y 37,51%, respectivamente.

Por tramos de edad, el grupo más numeroso es el que constituyen los trabajadores de 25 a 29 años, con un 70,58 % sobre el total de autónomos del colectivo; seguido del 26,46 % de 20 a 24 años y un 2,97 % para los menores de dicha edad. En todos los tramos los hombres son más numerosos.

Durante el periodo analizado el número de afiliados jóvenes descendió tanto en hombres, el 2,06 %, como en mujeres, un 4,26%. Por tramos de edad descendieron, sobre todo, en el de 25 a 29 años: 2.517 hombres y 2.599 mujeres. Aumentaron, por el contrario, de 16 a 19 años, 224 hombres y 36 mujeres…”

Viñeta de Forges en El País del viernes 4 de febrero de 2014

Estas cifras cuadran con más o menos precisión con las que se vienen publicando para España en estos últimos años por el GEM (Observatorio Global del Emprendimiento), y de cuyas TEAs pude extraer en su día un esquema que nos sitúa ante el Proceso Emprendedor y sus resultados más plausibles: Consolidación Empresarial si el Emprendimiento llega a los 3,5 años (42 meses), o por el contrario y de no ser así, al Abandono de la Actividad.

En definitiva: dadas las coincidencias existentes entre la clara falta de interés emprendedor de la juventud española, como vimos en el post anterior (no confundir con su buena capacidad de Innovación); la caída continua de autónomos, según la periodista Teresa Alvarez, y algunas cosas más, conviene replantearse ciertas cuestiones relacionadas con los esfuerzos para emprender y prestar mayor atención a la Gestión Empresarial para tratar de evitar el declive de tantas empresas nuevas La próxima semana comenzaremos a tratar este tema en profundidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.