martes, 30 de julio de 2013

RECICLAJE DE CUELLO BLANCO (I)

“La pregunta decisiva, tan cansinamente repetida en los últimos años, no puede resultar más familiar: ¿qué es exactamente -y en el adverbio se hará el mayor hincapié- lo que ha tenido que ocurrir para que todo se haya ido al traste cuando mejor iban las cosas y cuando parecía que por fin la prosperidad formaba parte de nuestro destino? Porque en apenas tres años se ha producido el desplome más aparatoso imaginable del conjunto de supuestos en torno al cual ha girado durante por lo menos el último siglo la modernización del país. Cuando ocurre una cosa así, es difícil que las aguas vuelvan pronto a sus cauces, y más vale inventar otros supuestos o acostumbrarse a vivir sin ellos….” 

Este artículo de Antonio Valdecantos, catedrático de Filosofía de la Universidad Carlos III de Madrid, de hace solo unas horas, parece dirigido a esa clase profesional a la que ya en la década de 1930 el escritor norteamericano, Upton Sinclair, llamó de "cuello blanco" (white-collar worker). Eran, entonces, unos modernos asalariados, con más o menos estudios, que realizaban tareas profesionales de oficina, los cuales acudían con camisa blanca y corbata a sus lugares de trabajo (ellas con falda y tacones) en las secretarías o administración de las empresas o en la coordinación de ventas, en contraste con los trabajadores de cuello azul, cuya labor requiere trabajo manual. 

Pero si la situación en todos los niveles empresariales es sangrante, sin duda lo es más para estos grupos de “elegantes profesionales” que si no están aún en el estadio de “Búsqueda Activa de Empleo” (eufemismo muy rebuscado pero que intenta decir lo que dice) son conscientes de que sobre sus cabezas pende la Espada de Damocles de la llamada “reestructuración empresarial”, en aras de la Diosa Productividad. De tal suerte, que es imposible calcular la cifra exacta de los que acompañarán en las listas del paro a aquellos colegas suyos que llevan tanto tiempo buscando trabajo “de lo que sea”. 

Y no se puede calcular por la misma razón que nadie acierta a pronosticar cuándo comenzará a crecer el PIB y en qué medida lo hará, dado que según los que creen saber de estas cosas si el Producto Interior Bruto no crece entre el 1,5% y el 2%, por lo menos, no hay manera de que se cree empleo de verdad. No del estacional ni a tiempo parcial, sino del real. 

En un artículo del pasado día 26 en las páginas de El País sobre la economía española y sus próximas tendencias, titulado Hemos tocado fondo, hay un pasaje que dice: 

“Si se confirman estas expectativas, el escenario que los empresarios auguran es un largo periodo de estancamiento de la economía española, con tasas de crecimiento tan reducidas que difícilmente podrán ser percibidas como una recuperación de la economía real.” 

 Mientras tanto, yo estoy convencido de que muchos lectores se estarán viendo reflejados en estos comentarios, avalados por los datos que acompaño, porque “están en el mercado” o intuyen que pronto pueden estarlo. Y, sin duda, no podrán sustraerse a la tentación de pensar que atraviesan lo que yo llamo “la edad del pavo laboral” (entre 45 y 50 años), por montones de motivos (profesionales, personales, familiares…). Pero quizás, el principal es porque entran en el período clave de cotizaciones que afectan directamente a la jubilación que, aunque no se quiera pensar en ella, “si te respetan las lesiones”, llega. Vaya si llega.

Por tanto, se impone una toma de decisiones drásticas. Decisiones valientes, imaginativas y de calado, las cuales, con toda seguridad, incluirán un reciclaje profesional (y en consecuencia, familiar/paterno/filial…) en toda regla, que puede pasar por un cambio de oficio o un posible, necesario y obligado “empujón emprendedor”. Cualquiera sabe. 

Pero esa es otra historia que nos plantearemos en el próximo post.


lunes, 22 de julio de 2013

EMPRENDIZAJE

Este país nuestro cada día está más raro. Ahora resulta que eso del Emprendimiento “ya no mola”. En estos días he podido leer varios posts con sus correspondientes comentarios sobre el tema, en los que se le critica duramente, hasta el punto que te hacen dudar sobre la capacidad para cambiar las cosas. Pero Internet, este fabuloso circo de tres pistas, gratis total, donde unos utilizan la cabeza (datos) y otros los impulsos irresistibles me obliga a posicionarme, ya que llevo muchos años comprometido con la causa. 

De todo lo leído estos días lo que más me ha sorprendido ha sido una frase del post “No emprendas, por favor”, del Blog de Javier Megías: “Ser empleado o trabajador por cuenta ajena no es ninguna deshonra, es una opción vital”

Y entre otras cosas, también me llamó la atención lo siguiente: 

“Pero si emprendes porque llevas tiempo sin encontrar trabajo, por favor replantéatelo. Utiliza el dinero en formarte, darte a conocer o lo que quieras… pero hazte un favor: no emprendas por necesidad”. 

No me puedo ni imaginar lo que pensarán de estos consejos ese montón de parados que solo viven (?) de los 426 euros de la ayuda estatal y de la solidaridad de sus familias. Y que hace mucho tiempo que perdieron toda esperanza de encontrar un trabajo por cuenta ajena “en lo que sea”. 

En consecuencia, yo lo veo así: Nos encontramos con un escenario económico-social donde se está desarrollando una obra dramática con un final imprevisible que ni está escrito en el guión ni los ciudadanos somos capaces de intuir (la gente que sabe y que maneja bien el día a día te dicen que serán 15 ó 20 años, como Japón). O sea, que cualquier planteamiento de futuro que se intente proponer ahora solo puede ser defensivo

Desde que hace más de 20 años se consolidara la Globalización, aunque los guionistas del drama no den la cara se intuyen: Banca Financiera Internacional, grandes multinacionales, FMI, UME, OMC, Davos, etc. Y más abajo en la escala los políticos de toda laya, que solo ejecutan las órdenes de aquéllos, los que poseen el verdadero poder, y que mientras no sufran un ataque de altruismo solidario lo normal es que las directrices que les dicten a sus administradores (y nuestros) sean para conservar su poder y sus interesas económicos. 

Es decir, si al parecer nuestros gobernantes tienen impuestas tantas limitaciones por los organismos supra-nacionales, ¿por qué no pensar que las relaciones laborales también están programadas por las mismas instancias? De otra forma, ¿cómo se explica que después de la Reforma Laboral hayan aumentado las suspensiones de pago, los ERE y despidos, y en consecuencia el paro? ¿No se nos dijo que el objetivo era la creación de empleo? Por tanto, ante este panorama, ¿cómo se puede pensar que en el trabajo por cuenta ajena está la salvación de los desempleados españoles? 



Por otra parte, algunos expertos afirman que no hay (ni habrá jamás) trabajo por cuenta ajena para tanta mano de obra ociosa. Imposible. Aunque se reparta o se pongan en marcha los mini-jobs. Habría que hundir en lo más profundo de los océanos millones de toneladas de máquinas. Cuando la tendencia es precisamente la contraria: la búsqueda permanente de tecnología robótica para sustituir a las personas. Dicen que el objetivo es rebajar los costes. Bueno, vale, pero si se llega a Costes de Personal Cero, ¿qué pasa después? 

Item más: Antes de la crisis, en determinados sectores industriales españoles ya existía tecnología punta en stand by para sustituir a buena parte de la mano de obra por máquinas. Se implementaron las medidas adecuadas para llevarlo a cabo. Resultado: entre un 30 y un 40% del personal de los sectores implicados directos a la cola del INEM. Pero mientras muchos especialistas decían que las empresas se equivocaban porque al aumentar el paro y bajar el consumo interno se reducirían las facturaciones. Pero todos se equivocaron menos los guionistas del Plan: ¡A exportar se ha dicho! Pero ni así aumenta el empleo. 

MORALEJA: Si lo que falla aquí es el Emprendimiento será por algo: averigüemos lo que pasa, porque según el GEM, en otros sitios funciona. Aunque lo más probable es que cuando aquí se habla de emprender, en muchas ocasiones, lo que en realidad se está diciendo es que se trata de montar o coger en traspaso una peluquería, una frutería o un bar que no funcionan y van a cerrar. Pero como yo lo necesito mucho y soy más listo, más simpático y tengo más tablas, ni hago números, ¿para qué? De cabeza a la piscina. 

Ahora bien, si pensamos que el término Emprendimiento está “muy quemado” al estar muy vinculado a esos emprendimientos menores descritos, cambiemos su denominación. Por ejemplo, por EMPRENDIZAJE (que es más corto y suena mejor). Porque si emprender en España está imposible (por tantos motivos) y somos incapaces de entender que aunque pertenezcamos a un Club de élite, como la UE, y a todos los Organismos Internacionales pero seguimos manteniendo nuestro histórico desfase en los rankings empresariales respecto a tantos países OCDE habrá que hacer algo. 

Bien, yo opino que al igual que se sustituyen personas por robots hay que sustituir a buena parte del Empresariado español por nuevos empresarios más preparados, modernos e innovadores, aunque como ya se ha dicho aquí, el banquillo de empresarios suplentes está desierto. Por eso es evidente que estos nuevos empresarios solo pueden salir del Emprendizaje (o como se le quiera llamar) pero que signifique Aprendizaje Empresarial Innovador. Porque hay que asumir de una vez por todas que es imposible Emprender sin Innovar. Como seguiremos viendo en la próxima entrada del Blog. 


lunes, 15 de julio de 2013

¿Emprender sin Innovar?: YA NO ES POSIBLE (II)

La Innovación Empresarial 

Decíamos ayer, que según el Informe GEM España-2012, “el banquillo” de emprendedores suplentes para sustituir a las pymes que se ven obligadas a abandonar su actividad, está prácticamente desierto. En 2012, el ratio no llegaba ni a la unidad: 0,84 emprendedores por cada pyme que tuvo que dejarlo. Mientras que en 2007, antes de que comenzara este interminable caos, había 4,52 emprendedores nuevos para suplir a cada empresa fallida. 

Y lo peor es que no se vislumbra ningún cambio en el horizonte, ya que llevamos cuatros años consecutivos de destrucción de empresas, y no parece haber motivo para pensar que la situación vaya a mejorar, por mucho que el Ministro nos diga que “la recesión ha quedado atrás”. Están las cosas como para dar pábulo a la demagogia. Y ahora no podemos recibir fondos europeos. El club ya lo formamos 27 socios y nosotros ya estamos en el bando de los “ricos” que pagan. Es decir, o nos espabilamos o esto se nos va de las manos de verdad. 

Así es que el mundo empresarial español, y en consecuencia toda la ciudadanía nos la jugamos, y como ya decía en el post anterior, la única forma posible de evitar el desastre es la Innovación Empresarial, “imponiéndola” de grado (subvenciones) o por la fuerza (impuestos), y cuanto antes, en el tejido empresarial que va quedando, ya que las estadísticas comparativas con los países de nuestro entorno dan miedo. Pero, cuidado con las Administraciones Públicas, a las que los árboles de su ignorancia en economía política les impiden ver el bosque de la realidad social, que es un clamor. 

Por tanto, el objetivo de este ciclo sobre Innovación (hoy, 2ª entrada) es que tanto los emprendedores de Empresas Noveles (Nacientes, Baby Business, junior o Micros), como las Pymes consolidadas, puedan tener claro lo que significa la Innovación Empresarial, de la que tanto se habla y tan poco se sabe. Así que empiezo por anticipar el diagrama de un planteamiento que nos aproximará a una Empresa Innovadora, el cual analizaré con el máximo detalle en próximas entradas, porque es un tema de envergadura.




Para situarnos y antes de entrar a fondo en el tema, me gustaría tratar de aclarar la hoja de ruta de las pymes hacia la Innovación, desmitificando una de las teorías que desde mi punto de vista le hace más daño. Me refiero a la necesidad de “despejar la i pequeña” del conjunto I+D+i: Investigación + Desarrollo + Innovación.



Y es que, en general, existe la falsa creencia de que solo generan Valor las innovaciones que proceden de la I+D, pero como la mayoría de pymes carecen de recursos para dedicarlos a la Investigación, prescinden de una tacada de la Innovación. Sin embargo, está demostrado que la Innovación también se puede obtener mediante otros métodos que proporcionan tanto Valor como un sofisticado producto o un proceso de avanzada tecnología punta. 

Y para comprobarlo nos basaremos en el trabajo “¿Hay innovación más allá de la I+D? El papel de otras actividades”, del profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, Lluis Santamaría. Dice el profesor que la I+D NO es imprescindible para hacer Innovación: “La mayoría de actividades innovadoras NO dependen de la I+D para lograr excelentes resultados”. (Un mensaje importantísimo para la inmensa mayoría de pymes). 

En una ponencia presentada en Valencia, en febrero-2010, le preguntamos al profesor Santamaría si es posible innovar sin hacer I+D, y contestó: “Rotundamente . Hasta el punto de que de los análisis estadísticos de empresas consideradas innovadoras en 15 países europeos, el 50% no contrataron ningún proyecto de I+D”. En España se llegó al 60%

Entonces, ¿cómo innovan esas empresas? Y respondió el profesor que con Actividades NID (Ni Investigación ni Desarrollo), pero con:

          · Diseño
          · Tecnología avanzada
          · Vigilancia tecnológica
          · Formación empresarial



Bien, empiezo por comentar las de Diseño, que como recogía el Tercer Manual de Oslo (2005), del que me ocuparé largo y tendido, al referirse a las Innovaciones Comerciales hace referencia a cambios significativos en el Diseño de productos. Pero deben tratarse solo de cambios en la forma, aspecto o acabado, olor, sabor, etc., que no modifiquen la funcionalidad o utilización del producto. Si afectaran al funcionamiento o utilidad no se considerarían Innovaciones Comerciales sino Innovaciones de Productos.


Plato de diseño de merluza con perejil sobre arcilla blanca presentado por Juan Mari Arzak en un Concurso en Madrid


Como se puede ver, el profesor Santamaría lleva razón al considerar al Diseño como uno de los elementos más importantes en la Innovación NID (Ni Investigación Ni Desarrollo) ya que, como tendremos ocasión de ver, el Diseño está en toda la Empresa aunque no se vea, lo mismo que el perejil está en todas las salsas. 

Y tanto para el Emprendimiento, como para el Empresariado en general, pymes o para el personal interesado en el tema las especialidades de Diseño a las que se pueden aplicar hoy connotaciones comerciales (si alguien quiere alguna aclaración se la facilitaría con mucho gusto) son las siguientes:


(Continuará)

miércoles, 10 de julio de 2013

¿Emprender sin Innovar?: YA NO ES POSIBLE (I)

Una buena amiga me envía un correo en el que me plantea una cuestión comercial de lo más normal en estos tiempos de persistente sequía de demanda, que mantiene paralizados a tantos emprendedores noveles y que es la causa principal del cierre de tantas pymes consolidadas. Por eso, y porque este tema podría dar origen a un interesante debate creo necesario un nuevo post para expresar mi punto de vista, partiendo de su pregunta: 

“¿Podrías hablar en uno de tus post sobre las habilidades comerciales que ha de tener un emprendedor? Gracias y Saludos.” 

Esta sencilla cuestión la podría responder cualquier Guía práctica para vendedores, y sin duda, Google, a donde con la mayor cordialidad la remito. Pero enseguida hay que aclarar que las habilidades comerciales son, más bien, cosas de los profesionales de la venta (representantes, comisionistas, agentes) que de los emprendedores. El emprendedor debe formarse para adquirir los mayores conocimientos comerciales posibles para saber tomar importantes decisiones sin equivocarse, ya que aunque la mayoría de gestiones comerciales puedan parecer rutinarias, son irreversibles: no cabe el principio de “prueba y error”, como en las cuestiones técnicas. Si, por ejemplo, te equivocas en el precio, “lo que se da no se quita”, porque lo lógico es que afecte a toda la cadena de distribución comercial. 

Sin embargo, el dilema surge cuando el pretendido emprendimiento (la creación de una nueva empresa) solo es “más de lo mismo”, aunque en apariencia parezca “la idea del siglo”. Ahí se pueden estrellar todas las habilidades y conocimientos comerciales habidos y por haber.. Por eso, mi punto de vista, basado en las opiniones de expertos de reconocido prestigio, es que hemos llegado a un punto de no retorno donde ya no es posible que un proyecto emprendedor (idea de negocio), sin ayuda financiera o con ella, pueda progresar si no es altamente Innovador en algún momento de su recorrido. 

La prueba evidente es que la destrucción de empresas (motivo principal del desempleo que existe) continúa imparable. Y para demostrarlo nos apoyamos en el mejor estudio existente sobre el tema el Informe GEM España 2012 (Global Entreprenersship Monitor), que entre tantas cosas, en su página 39 dice que: 

“España sigue lejos de los niveles de sostenibilidad empresarial que se observaron antes de la desaceleración emprendedora, momento en que era posible observar niveles por encima de cuatro Emprendedores Noveles por cada nuevo Exempresario (4,52 en 2007) . En 2012 había solo 0,84.Emprendedores Noveles en España para reemplazar a cada emprendedor (empresario) que cerró su empresa. Dicho estancamiento emprendedor es preocupante ya que España con un flujo neto empresarial inferior a uno lleva ya cuatro años seguidos de destrucción empresarial”.

(La pregunta sería que a este paso cuánto tiempo se requiere para que el tejido empresarial español llegue a un punto de Imposible Regeneración por Falta de Relevo Emprendedor).


Figura 26 del Informe GEM España 2012: Evolución de la descomposición del total de empresarios activos en sus diferentes categorías en España para el período 2007-2012



Así, lo dejo ahora en stand by, pero empiezo hoy una serie sobre lo que yo considero que es necesario (y quizás la única forma) para evitar la crónica de una muerte anunciada de la Economía Española, si no se toman cuanto antes las medidas pertinentes. Porque las consecuencias de seguir retrocediendo tanto (casi hasta el cero) pensando que como otras veces este país ha salido de un agujero negro para regenerar la economía productiva ahora también sería posible son imprevisibles, dadas las enormes dificultades que una economía totalmente globalizada como la actual y de una competitividad sin parangón conlleva. 

Desde mi punto de vista, la única forma posible de evitar semejante desastre es recurrir a la Innovación en todas las facetas que a la mayor brevedad posible se puedan implementar en España. 

(Continuará)

martes, 2 de julio de 2013

Modelos de Negocio de la España, S.A. (y 2º)

(Este post es continuación del anterior, con el mismo título, para analizar si España, SA tiene capacidad y/o voluntad para realizar un cambio de modelo “Hacia la Innovación” y no tener que depender del Turismo, ahora que se ha constatado que la Construcción está hundida. Para valorarlo utilizo el Modelo de Negocio Canvas). 


1986-1994 Como en Europa… ni hablar

El primero de Enero de 1986 nos convertimos en “miembros de pleno derecho” de la Comunidad Económica Europea, Así es que después de un “período transitorio” nos quedamos sin los aranceles que nos protegían de las importaciones extranjeras y sin las desgravaciones fiscales que cobrábamos por exportar. Por fin ingresábamos en el “club”, con las mismas reglas para todos, pero gozando, de momento, del privilegio de ser un país receptor de fondos estructurales. O sea, traspasos de rentas de los socios más poderosos a los menos desarrollados, como España. 

Esos Fondos eran tanto para adquirir conocimientos y habilidades industriales como para modernizar las infraestructuras del país. Pero para una mentalidad cortoplacista como la española la segunda opción era mucho más atractiva: un aggiornamento de nuestras comunicaciones (autopistas, aeropuertos, AVE, etc.) y aprovechar los próximos eventos del 92 (Expo y Olimpiada) para montar una fastuosa operación de Marketing y demostrarle al mundo que éramos un gran destino turístico, y que podíamos ser el mejor. 

Se eligió la segunda opción porque sus resultados se podrían palpar enseguida. Pero para hacer las cosas bien había que crear un modelo de negocio Inmobiliario ex-novo, que podría convertirse en el negocio del próximo milenio. Estaría compuesto por constructoras (cuanto más importantes mejor), la Banca y Cajas de Ahorros (con sus políticos de todos los colores y los sindicatos). Más las Administraciones públicas, que tendrían la última palabra. 

Un planteamiento demasiado optimista, porque cuando se acabaran los fondos europeos (ya se han acabado) solo quedaría un modelo de negocio de obras (públicas y privadas) y la alternativa del “Sol y Playa”. Pero eso sí, ahora en un país bien comunicado, con limpias y cuidadas playas, más los museos y catedrales de siempre y una gastronomía envidiable, con sus “nuevas estrellas Michelín”. Había España, S.A para rato. 

Además, alguien tuvo la feliz ocurrencia de “darle la vuelta” al tradicional eslogan “Nada nuevo bajo el sol” para dejarlo como: “España. Todo nuevo bajo el sol”. Parecía que empezaban a llegar “las innovaciones”. (Véase la imagen de abajo).
1995-2007 España va bien, de Champions 

La economía española vivió entre 1995 y 2007, un periodo de crecimiento fuerte y prolongado, con una media del 3,5% anual. Los dos hechos que determinaron este crecimiento fueron en primer lugar la entrada en la Unión Monetaria que provocó una bajada de los tipos de interés y un aumento de la confianza de los inversores internacionales en la economía española. Este proceso conllevó un aumento de la demanda de crédito para la compra de bienes de inversión por las empresas y de viviendas por los particulares, que se manifestaron en un descenso del desempleo hasta el 8% y una tasa de empleo del 66%. La caída de los tipos de interés también provocó una burbuja inmobiliaria con crecimientos de los precios de más de un 30% en términos reales. 


Como dice Santiago Niño Becerra (El crash de 2010) “Fueron años en los que se nos decía que todo iba bien; de crédito asegurado, de dinero barato, de consumo imparable, de cruceros y viajes a lugares exóticos, de ropa de marca, de grandes beneficios y sonrisas en los Consejos de Administración, de importación de coches, de compras de un chalet en la playa y otro en la montaña, de restaurantes a rebosar, de caprichos costosos. De especulación inmobiliaria: comprar sobre plano y vender sobre obra. Y todo ello bendecido por unos intereses en bajada constante. Años para soñar”.Demasiado bueno para durar. 

2008-2013 La Crisis

En 2008 comenzó la crisis. Los principales indicadores macroeconómicos tuvieron una evolución adversa. Los efectos se han prolongado durante más de cinco años no sólo en el plano económico sino también en el político y el social (crisis político-social española). De la Wiki. 


2010-2013 Austeridad contra Crisis 

En mayo de 2010 el Gobierno socialista dio un viraje a sus políticas y aprobó recortes del gasto empujado por Alemania y otros socios europeos. Esta política ha tenido continuidad con el Gobierno del PP que siguió defendiendo la conveniencia de la consolidación fiscal. España, en estos tres años, ha aumentado en casi dos millones de parados y 300.000 millones de euros de deuda pública sin lograr rebajar su déficit público. 


Conclusiones


Bueno, parece que el tiempo ha puesto las cosas en su sitio y el modelo de negocio del ladrillo, elegido en su día como prioritario, no funcionó. O peor aún: fue un estrepitoso fracaso. Y lo corroboran tanto los cientos de miles de segundas residencias sin vender de la Costa mediterránea como el montón de llaves que, de una u otra forma, los bancos han recuperado. Con las consecuencias de todos conocidas para cientos de miles de ciudadanos afectados: hipotecados, impositores, accionistas… 


Ahora, los culpables de ese enorme desaguisado (llamémosles el Sistema aunque se conozcan sus nombres y apellidos), a la vista de lo sucedido, deberían hacer un acto de contrición y un humilde propósito de enmienda para darle forme y poner en marcha lo que nos dice Francisco Oleo en su artículo del post anterior: 


“Según los expertos, es crítico definir cuáles serán los ejes de crecimiento del futuro y dirigir la inversión y la legislación en esta dirección con el objetivo de conseguir un mayor impacto de los fondos nacionales y que por la claridad y visión estratégica de país atraiga a inversores extranjeros”. 


 Pero será difícil, porque aquí parece imposible que alguien escarmiente. Si no, véase que en la web de la controvertida Marca España (que afortunadamente parece que no prosperará y permaneceá en el cajón de los proyectos fracasados) alguien se atreve a escribir esto: España, al frente de la tecnología y la innovación. Conviene echar una miradita a las cosas de que se puede llegar a presumir en este engendro propagandístico. Por lo visto parece que el Sistema cree que han conseguido idiotizar por completo al personal. Y es que no aprenden…



           Análisis Canvas resumido de los tres períodos históricos expuestos aquí.


Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.