lunes, 28 de octubre de 2013

EMPRESA NACIENTE: ¿CUÁNTO ESTÁS DISPUESTO A PERDER?

2º Curso de la Carrera Profesional del Emprendedor 

Desde el primer momento advertí que en este Blog diría la verdad del barquero sobre el Emprendimiento en España, una carrera cuyo objetivo es crear y gestionar una empresa, y que no es precisamente un camino de rosas. Entre otras cosas por las enormes dificultades económicas que encuentran los emprendedores cuando se empeñan en elegir un tipo de negocio que requiere inversiones iniciales (traspaso de local alquilado, adecuación del mismo, mobiliario, útiles o herramientas, etc.) y no dispone de los medios económicos para hacerle frente a dichas inversiones. 

Si el Emprendedor y su equipo, después de hacer los números del plan de viabilidad económica se encuentran con que las necesidades de capital para iniciar la actividad de un negocio físico (paredes, techos, personas) más la superación de los gastos fijos de los tres primeros meses (hasta lograr cierta facturación) son superiores a los recursos económicos previstos, será mejor comenzar como intermediarios con un modelo de negocio similar pero on line, hasta conseguir el músculo necesario para luchar por sí mismos. O sea, hasta ser alguien “que fabriquen otros que nosotros venderemos el producto o daremos el servicio” 

Y no digamos si la alineación del equipo que debe jugar el partido no es la adecuada; o más bien, no está cohesionado. Es decir, lo mismo que en el once de un equipo de fútbol no caben 10 delanteros si la nueva empresa es on line (todo el mundo sabe lo que es) o profundizando más, una startup, por muchos informáticos que tenga no irá mejor; todo lo contrario (tropezarán entre ellos), a no ser que alguno haya adquirido suficientes conocimientos comerciales (que es de lo que más carecen) para gestionar empresas. En cambio, los conocimientos financieros o contables que falten, pagando, se pueden externalizar. Los técnicos, como el valor en la mili, se les suponen.

Imagen publicada el 12-11-2011 por Carlos Bravo en su Blog Marketing de guerrillas


Así es que por mucho que se intente vestir al muñeco de la Cuestión Financiera con el tema de los créditos ICO y otras historias para no dormir, no hay que engañarse, al respecto: siempre tropiezas con los bancos, que no sueltan un duro si no se les ofrece garantías de sobra en forma de avales. Porque el hecho es que cada día están prestando menos, tanto para iniciar actividades como para que la empresa pueda manejarse en el día a día (descuento comercial de letras y pagarés, etc.) 

¿Por qué? Lo explica (o más bien, trata de justificarlo) alguien tan vinculado a a la Banca como Juan José Toribio, Asesor Técnico de la Asociación Española de la Banca (AEB), en un artículo titulado ¿Qué pasa con el crédito? 

“Se denuncia a veces una pretendida escasez de crédito para iniciativas emprendedoras. Debe recordarse, sin embargo, que en todo el mundo la financiación de los startups corresponde solo parcialmente a los bancos comerciales. Existen mecanismos de financiación más adecuados para este tipo de proyectos, como fondos de capital riesgo, mercados alternativos de renta fija o variable, créditos compartidos, business angels, etc.” 

O sea, con esta frase (que trata de cargarse al mensajero que diga que la banca no da créditos) no solo está defendiendo la postura de los bancos, que van a su aire, sino que se quita las pulgas de encima a base de enviar a los emprendedores noveles a un mundo financiero completamente ajeno para alguien que solo intenta introducirse en los mecanismos de la Economía Real, porque no conoce ni le interesa otros. 

El caso es que en estos días vuelve a haber otro debate más entre los “expertos” de nuestra sociedad sobre brotes verdes o túneles con luces, o si acaba la Recesión pero no la Crisis. Y todo porque el Santander, que tiene negocios en siete países pero parece que en el nuestro no le salen los números, dijo por boca de su Presidente y corroborado luego por su nuevo CEO, que en España está entrando el dinero a punta de pala

Palabras mayores que necesitan una aclaración por parte de alguno de esos analistas que pululan por los medios publicados, ya que D. Emilio no decía ni una palabra sobre si esa riqueza afectaría solo a la Economía Financiera o también a la Economía Real, y en consecuencia a mitigar el problema que tiene en vilo a montones de españolitos de a pie: el desempleo. Por eso, traigo aquí un artículo de uno de los habituales de estas cosas que hablando de lo mismo también lo hace sobre el paro. 


Hasta la semana que viene.

lunes, 21 de octubre de 2013

EMPRESA NACIENTE. FASE INICIAL: LOS 3 PRIMEROS MESES

2º Curso de la Carrera Profesional del Emprendedor

En la Introducción de la Carrera profesional del emprendedor analizábamos la Concepción de la Empresa, desde la intención emprendedora (Emprendedores Potenciales) hasta su Nacimiento, y un esquema con las etapas de la Carrera. 

En este 2º Curso, que hoy comenzamos, se analizará a la Empresa Naciente (Reciennacida), y según el GEM, se trata de determinar en qué proporción la intención de crear una empresa por parte de aquellos emprendedores potenciales se traduce realmente en una actividad emprendedora o, por el contrario, en qué porcentaje se limita a una mera declaración de intenciones que no implica ninguna acción a corto plazo (3 meses). 

Recordemos que en el post anterior decíamos que había que elegir muy bien los argumentos adecuados para que el Modelo de Negocio de la nueva empresa sea VIABLE desde los puntos de vista COMERCIAL (sin clientes no hay empresa), PERSONAL (la gente precisa: una sola persona no puede sacar adelante una empresa), LEGAL (un negocio de contrabando puede ser muy bueno pero es ilegal) y ECONÓMICO: hay que obtener Liquidez y Rentabilidad, y cuanto antes mejor. 

Por tanto, el objetivo de este 2º Curso es verificar la Viabilidad de la nueva empresa, comenzando por la Viabilidad Comercial, el capítulo más importante para acercarnos a la Viabilidad Económica, el fin para el que se crean todas las empresas. 

Así, habrá que estar muy atentos al cobro de las operaciones. Porque las ventas que no se cobran al contado se realizan generalmente a los 90 días (los 3 meses), mediante instrumentos de pagos habilitados para tal fin (cheques, pagarés, transferencias, letras de cambio, etc.). O sea, se podría decir que lo que no se cobra al contado se vende “dos veces”: una cuando se entrega y otra cuando se hace realmente efectivo su cobro. 


La Empresa tradicional y la nueva empresa 

No obstante en quince años han habido cambios sustanciales en los fundamentos de la Empresa al pasar “de la poesía a la prosa”. Por ejemplo, en 1995, el Catedrático de la Universidad Complutense, D. Eduardo Bueno Campos, en su texto “Curso Básico de Economía de la Empresa”, decía que: en tanto que realidad socio-económica, 

“La empresa es el agente que organiza con eficiencia los factores económicos para producir bienes y servicios para el mercado, con ánimo de alcanzar ciertos objetivos.” 

Y en 2010, Don Justo Nieto, Catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia, en su libro “Y tú… ¿Innovas o abdicas?”, matiza al Dr. Bueno, al decir que “antes no se especificaba de forma clara cuáles eran los objetivos de la empresa, pero hoy solo pueden ser la creación de Beneficios para el comprador y la Rentabilidad para la empresa”. Por tanto, su definición de la Empresa es: 

“La actividad que crea una propuesta de valor (bien o servicio) objeto de necesidad, deseo, valoración y adquisición por el consumidor, creando rentabilidad para la empresa,” 

Ahora bien, como es sabido ya no vale la empresa o negocio de “más de lo mismo”. Por consiguiente, el Emprendedor debe llegar a entender cuanto antes los principios comerciales por los que se rige hoy la empresa. Para ello debe saber primero qué es: 


La empresa innovadora

El objeto de este trabajo es que las nuevas Empresas (Naciente, Baby Business, Junior o Micro Empresas), además de las Pymes consolidadas consigan tener claro el concepto de Innovación Comercial

El paso siguiente es conseguir que adapten sus Ideas de Negocio a los nuevos Modelos de Negocio para que la Empresa consiga ser rentable, obtener liquidez y ser sostenible en el tiempo. Para ello está obligada a Innovar Comercialmente; es decir, a cambiar los métodos comerciales tradicionales por otros más modernos y acordes con unos tiempos en los que el Nuevo Consumidor está muy preparado gracias a las TIC y a las redes sociales, las cuales les proporcionan enormes ventajas. 

Por tanto, habrá que empezar por conocer qué es la INNOVACIÓN

Evidentemente, existen muchas definiciones sobre Innovación, pero aquí nos inclinamos por la del actual gurú de la Innovación en España, el presidente de Infonomía, el maestro Alfons Cornella: 

“La Innovación consiste en convertir ideas en valor para el cliente. Pero valor que a su vez genere beneficios para la empresa” 

Como se puede ver, es imposible decir más con menos palabras: hay Innovación si la idea llega al mercado en forma de Propuesta de Valor (producto o servicio); el Cliente le reconoce más Valor (Beneficios) que a las de la Competencia y la compra: la Empresa obtiene Rentabilidad y Liquidez, cerrándose así ese círculo virtuoso. 

Hasta 2005, solo se reconocían oficialmente dos tipos de Innovación 

       · Según su grado de aplicación: se clasificaban en: 

- Innovación de Producto: comercialización de un producto distinto o mejorado. 

- Innovación de Proceso: Cambio significativo en los procedimientos o la tecnología de producción o distribución de un producto o servicio 

       · Según su grado de originalidad: se clasificaban en: 

-Innovación Radical: cuando surge un producto radicalmente nuevo. Por ej: el descubrimiento de la Penicilina, o de una vacuna y su comercialización. 

-Innovación Incremental: cuando se realizan mejoras sobre un producto, servicio o proceso ya existentes. Por ej: el airbag de un coche, una central de teléfonos o el control numérico en ciertas máquinas herramientas, y sus correspondientes introducciones en el Mercado (Comercialización) 


El Manual de Oslo

Pero en julio de 2005 apareció la 3ª edición del Manual de Oslo, que ponía algunas cosas en su sitio. Editado por la OCDE, modificaba la 2ª edición, de 1997 (la 1ª data de 1992). El Manual de Oslo define de una manera “oficial” el concepto y los métodos para recopilar e interpretar los indicadores relacionados con la Ciencia y la Tecnología, y define así la Innovación

"Es la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado producto (bien o servicio), de un proceso, de un nuevo método de comercialización o de un nuevo método organizativo en las prácticas internas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores". 

Al hablar de “Introducción” el Manual de Oslo siempre se refiere a la Introducción en el Mercado. 

La principal aportación de la 3ª edición del Manual es que por primera vez se aclaró de manera “oficial” que la Innovación abarca otros campos además de los de Producto y Proceso, quedando así su clasificación: 

• INNOVACION EN PRODUCTO Implica cambios en las características de los productos y servicios. 

• INNOVACIÓN EN PROCESO Representa cambios en los métodos de producción y distribución. 

• INNOVACIÓN EN ORGANIZACIÓN Implica nuevos métodos de trabajo en la Empresa, tanto internos como externos. 

• INNOVACIÓN COMERCIAL Cambios en los métodos de venta: en diseño, envasado, posicionamiento, promoción o precio. 

Innovación Comercial

La Innovación Comercial es una modificación radical que proporciona al cliente más Valor por su dinero, y a la empresa rentabilidad y liquidez

Repetimos: según el 3er. Manual de Oslo es la aplicación de un nuevo método de comercialización con cambios significativos en

      • Diseño 

      • Envasado (packaging) 

      • Posicionamiento 

      • Promoción 

      • Tarificación (precio) 

El Manual también dice que la Innovación Comercial “Trata de satisfacer mejor las necesidades de los consumidores, de abrir nuevos mercados o de posicionar de una nueva forma un producto con el fin de AUMENTAR LAS VENTAS

Innovaciones comerciales en Diseño

Incluyen principalmente cambios significativos en el diseño del producto, como parte del nuevo concepto de comercialización. Pero deben tratarse solo de cambios en la forma, aspecto o acabado que no modifiquen las características funcionales o de utilización del producto. Si por el contrario afectaran a su funcionamiento o su utilidad no serían consideradas Innovaciones Comerciales, sino de Productos. Por ejemplo, una Innovación Comercial es la que se ve en la figura inferior.


Rediseño del grafismo de la botella de ginebra Absolut Vodka


lunes, 14 de octubre de 2013

POR QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO CREAR UNA EMPRESA

El nacimiento de la empresa, en “La carrera profesional del emprendedor” 

Lo de la de la Vicepresidenta del Gobierno el pasado viernes acusando de fraude a más de medio millón de parados (menudo papelón al tener que ser corregida por el propio Ministerio de Empleo) inflando los datos para intentar resaltar la eficacia del Gobierno en la lucha antifraude, afirmando que están cobrando del INEM mientras trabajan por B es para nota. Pero esto no viene de nuevo: hay más evidencias que corroboran que: 

“Esa idea forma parte de un marco ideológico según el cual, cada uno ha de espabilarse, y si alguien es pobre o fracasa, es por su culpa. Algo habrá hecho mal. En este marco conceptual, los poderes se sienten legitimados para abandonar a su suerte a los desfavorecidos.” 


Y como contra esa situación se puede hacer muy poco, habrá que escuchar bien a esos mismos que dicen que “cada uno ha de espabilarse”, y, haciendo de la necesidad virtud, responderles con hechos. Es decir, creando empresas, ya que ésta es una de las razones de mayor peso para evitar sufrir el menosprecio de algunos/as (¡Que se jodan!). 


POR QUÉ crear una empresa. 

Para intentar salir de ese agujero negro en el que además de haber sufrido la desgracia de caer perdiendo un empleo por cuenta ajena no se vislumbra la esperanza de encontrar otro. Aunque el 20% de desempleados sea oficialmente sospechoso de tener trabajo por negro y defraudar así al resto de sus paisanos. Es decir, aquellos que se sientan con ánimo deberían sacar fuerzas de flaqueza para intentar prepararse por todos los medios para colaborar en la creación de nuevas empresas. 


Pero, CÓMO crear una empresa? 

Los argumentos más contundentes se basan en la Viabilidad: que la nueva empresa sea viable desde los puntos de vista COMERCIAL (sin clientes no hay empresa). PERSONAL (la gente adecuada: una sola persona no puede sacar adelante una empresa). LEGAL (un negocio de contrabando puede ser muy bueno pero es ilegal) y ECONÓMICO: hay que ganar dinero… y cuanto antes mejor. 

No resignándose con gestionar solo un negocio en auto-empleo para “ir tirando”, sino luchando por consolidarse como una empresa innovadora, escalable, sostenible y rentable. Para lo cual hay que hacer caso omiso de los negocios o empresas de más de lo mismo, que están condenadas al fracaso. A no ser que alguien se vea capaz de corregir los fallos de un negocio en marcha que no funciona debido a la ineptitud de sus gestores, y que podría tener futuro en otras manos que sepan hacer las cosas bien.


Empresa Innovadora: según el Manual de Oslo es aquella que lanza al mercado productos o procesos que incorporan mejoras de carácter incremental o radical. Y según D. Justo Muñoz, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia, es la que incorpora políticas de Innovación en las diferentes fases de la cadena de talento que le son propias: al menos una innovación en los últimos tres años. 

Empresa Escalable: la que dispone de un buen potencial de crecimiento, e incluso puede llegar a internacionalizarse, y saber hacer crecer los beneficios sin reinvertir en infraestructuras al mismo nivel que aumentan los ingresos. Vamos, que si para conseguir un beneficio de 50 euros ahora tengo que gastar 20, para obtener 100 euros de beneficios no tenga que invertir otros 20. Que basten 5 ó 10 euros. 

Empresa Sostenible: es la que tiene futuro. Hablamos de sostenibilidad temporal. De permanencia en el tiempo; de cumplir con las etapas que establece el Proyecto GEM 2012, de 42 meses (3 años y medio) como mínimo, para que una empresa se consolide como tal, lo cual ha dado origen a esta serie a la que hemos llamado La carrera profesional del Emprendedor

Aquí podríamos hablar también largo y tendido de la Sostenibilidad Medioambiental, pero ya no está muy claro si lo verde mola… o molaba. Porque una consecuencia de esta crisis es que para salir de ella, por lo visto, es condición sine quanon el Crecimiento Sostenido del Consumo, cuando es sabido que el consumo es el principal culpable de los problemas medioambientales. Por tanto, se trata de elegir entre crecimiento económico a base de consumir o ecología. No hay medias tintas. 

Empresa rentable: el modelo de negocio elegido debe proporcionar Beneficios tanto al empresario como al consumidor. Técnicamente, un modelo de negocio es “la forma en que una organización crea, proporciona y capta valor”. Hay muchos modelos de negocio, pero el Canvas, del suizo Alexander Osterwalder (2008), con su libro Generación de modelos de negocio, revolucionó el mundo del Emprendimiento y, de momento, no hay quién le haga sombra. Desarrollado en nueve módulos, los más significativos son el Cliente (mercado) y la Propuesta de valor (producto o servicio), hasta llegar a la Rentabilidad (Ingresos menos Costes


CUÁNDO crear una empresa? 

Las respuestas pueden ser muy variadas. Los hay que incluso dicen (se lo achacan a los chinos) que Crisis es igual a Oportunidad. Yo no creo que las crisis sean buenas para los negocios en general, aunque sí para algunos en particular. Lo que sí ha hecho la crisis es cambiar la perspectiva de compra del consumidor, el cual no gasta dinero en cosas prescindibles porque no se fía: no acaba de ver por ningún sitio ni brotes verdes ni luz alguna al final del túnel. 

Lo que pasa es que la crisis ha coincidido con el apogeo de Internet, extraordinario vehículo para las empresas on line que son las más escalables (mayores beneficios con menor inversión), y que está consiguiendo darle la vuelta al asunto. Ahora muchos empiezan por el negocio digital y acaban creando la empresa analógica (física). 

Por tanto, este puede ser un buen momento para la creación de empresas, dado que, además, en nuestro país queda mucho recorrido por hacer si lo comparamos con los porcentajes (incluso mixtos: analógicos + digitales) de países de la OCDE. Pero no hay que perder de vista que los fundamentos básicos de la gestión empresarial son los mismos desde los fenicios: la Cuestión Comercial va por delante de todo. 


Hasta la semana que viene.

lunes, 7 de octubre de 2013

LA CARRERA PROFESIONAL DEL EMPRENDEDOR (III)

PRIMERA PARTE de Concepción de la empresa

“… Y se nos entretiene con música celestial: el discurso de los emprendedores y del valor añadido. El trabajo es, en nuestro sistema, lo que debe dar medios de vida, realización y reconocimiento a los ciudadanos.” 

Josep Ramoneda: “Sin trabajo” EL País. Domingo, 6 de Octubre de 2013. 

Y el caso es que es verdad. Si se mira desde un punto de vista aséptico, sin mayores dosis ideológicas, esto de enfocar el asunto de los emprendedores como una moda, más bien parece una más de las muchas tácticas de distracción urdidas por los asesores o intermediarios del Sistema, esos que se lo llevan crudo sin que ni tan siquiera conozcamos sus caras. P0rque está más que demostrado que los titulares, los conocidos, los que salen tanto en la tele, ni saben nada ni se mojan. Solo tienen ocurrencias, como la de la ínclita Ministra de Trabajo cuando dijo que el asunto del paro solo lo podía solucionar la Virgen del Rocío. Y ahí sigue…, tan devota ella. 

Pero, a pesar de la advocación mariana de la ministra, el tema no parece tener fácil solución. Vamos, yo tengo la impresión de que todo obedece a una confusa estrategia, a un totum revolutum en el que cabe cualquier cosa. Por ejemplo, ahora se está poniendo muy de moda (como decíamos hace un par de semanas) opinar en algunos medios, y con unos argumentos peregrinos, que esto del Emprendimiento es una burbuja. Como la reciente del sector inmobiliario o, a mayores, como la primera conocida en la Historia, la de los tulipanes

Y es que la ignorancia es casi tan peligrosa como la mala uva. Porque, ¿alguien me puede decir cómo se puede comparar una burbuja económica especulativa, como por ejemplo la inmobiliaria, con el Emprendimiento, donde no hay un duro porque los bancos no los sueltan ni atracándolos? Mientras la burbuja subprime se produjo precisamente porque casi lo regalaban a manos llenas. Sin embargo, los hay que están empeñados en propalar a los cuatro vientos sus equivocadas teorías. Por ejemplo: 

“Emprendedores forzosos: ¿Una nueva burbuja a punto de explotar? Según la opinión de los que están a pie de calle, viviendo en directo las vicisitudes de estos nuevos empresarios, parece que sí. Que es cuestión de meses que esto ocurra. Una burbuja que se ha inflado con la desesperación de personas sin empleo, que hartas de ver puertas cerradas han optado por establecerse como pequeños empresarios. Que para ello han aceptado traspasos de negocios teóricamente sencillos, como pequeños comercios o bares. Que para financiarse, además de capitalizar de golpe lo que les correspondía del desempleo, han tenido que recurrir a lo poco que tenían ahorrado „a los que les quedaba algo„ y a sus familiares más cercanos para que hicieran de avalistas…” 

Y esa ignorante manía de llamar Emprendedor al Autónomo, aunque nada más sea un trabajador sin pensamiento u opción alguna de contratar a nadie en su vida. Y esa otra de denominar pequeños empresarios a los que se hacen cargo o toman en traspaso un pequeño comercio o un bar, la mayoría de ellos condenados al fracaso porque no pueden escalar al ser negocios de más de lo mismo que no han innovado en absoluto. ¿En qué se basan para pensar que pueden tener éxito? ¿Es que los nuevos se creen más listos que los que han tenido que abandonar? O para ellos no hay crisis? Para que se ilustren, deberían empaparse esta clásica división empresarial: 


Yo estoy completamente convencido de que solo se trata de pura ignorancia. Con lo fácil que les resultaría informarse un poco antes de lanzar a los cuatro vientos sus absurdas manifestaciones, ya que además de las clásicas empresas hay un montón de nuevas basadas en el conocimiento o en el comercio online que diariamente se ponen en marcha en la Red y se están consolidando porque hacen las cosas bien.

Y para ir preparando el terreno en la Profesionalización de los Nuevos Emprendedores, vamos a realizar otra Clasificación de las Empresas más actualizada, y en consonancia  con los objetivos propuestos: 

· Analógicas: Las tradicionales, las de siempre. 

· Digitales (Tecnológicas): Las que operan por Internet .

· A+D: Las analógicas que además operan por Internet.

· B2A: (Businnes to Administration) De la Empresa a la Administración. 

· B2B:(Business to Business): De Empresa a Empresa. 

· B2C: (Business to Consumer): De la Empresa al Consumidor.

· Startup: Empresa de nueva creación con previsión de escalabilidad. 

· Spinoff: Empresa nueva surgida de la Universidad. 

· Naciente: La nueva que no tiene más de 3 meses.

· Baby Business: Tiene entre 3 y 42 meses. 

· Junior: La que solo tienen un año de existencia. 

· Micro Empresa: Más de 42 meses (3,5 años). Hasta 10 empleados. 

· Pyme: Pequeña y Mediana empresa de hasta 250 trabajadores. 


Hasta la semana que viene.

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.