jueves, 16 de mayo de 2013

El fracaso de tantas empresas nuevas


Hoy  puede  parecer una utopía pero el futuro empresarial pasa por la micro-empresa, porque del Trabajo por Cuenta Ajena se puede esperar bien poco. Y a pesar de que la desesperación de la mitad de los jóvenes españoles esté justificada y solo vean el extranjero como única salida laboral, deberían tratar de crear sus propios negocios, ya que esta parálisis política española ante el Emprendimiento tiene que finalizar forzosamente más pronto que tarde.  

Hasta hace poco se creía que el fracaso de tantas empresas nuevas solo se debía a su escasa financiación, y es cierto que sin recursos buena parte de los emprendimientos son irrealizables, pero si el emprendedor se pone como una moto el dinero sale de aquí o de allá. Sin embargo, hay expertos que afirman que entre el 75 y el 80% de las Baby Business (negocios nuevos de entre 3 y 42 meses) no superan ni el primer año de vida porque sus emprendedores o no tienen la mínima  preparación comercial o no conocen el sector en que se meten o esos negocios solo son “más de lo mismo”.

Esa ignorancia o atrevimiento, de más emprendedores que emprendedoras,  responde a la Desorientación Comercial que sufren por la nula o escasa formación empresarial recibida, lo que les imposibilita para percibir si el negocio emprendido puede ser viable y/o rentable, incluso analizado desde la óptica del reiterado Plan de Empresa. Porque esos nuevos empresarios pueden conocer relativamente bien la técnica del negocio, pero la Cuestión Comercial es algo muy distinto. Así que en cuanto comienzan a gestionar  la empresa resultan demasiado vulnerables para la clientela.




Por eso inauguramos este foro de debate con un hilo sobre qué se puede hacer ante este problema, el cual, parece que no lo solucionaría ni una mejor financiación, a no ser que se quiera “tirar el dinero a la calle”. Porque la Micro-Empresa que comienza sin preparación comercial no  estará nunca  a la altura del Nuevo Consumidor, que con las ventajas que encuentra en las TIC y en las redes sociales va muy por delante de muchas marcas, a las que no quiere ni oír hablar de fidelización ni otras “zarandajas” por el estilo. El consumidor actual solo quiere recibir “Más Valor por su dinero”.                        

9 comentarios:

  1. Fantástica entrada en tu debut como bloguero!

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta,creo que los emprendedores ya tienen un foro profesional para unir ilusion y valor!!

    ResponderEliminar
  3. Y exigiendo "más valor por su dinero", el consumidor de hoy ayuda al empresario a mantenerse despierto y motivado. Gracias por tu artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marisa. Buenos reflejos.
      Se nota que no te dieron por gusto el Premio-2011 a la Excelencia Emprendedora de las spinoffs surgidas de la UJI.
      saludos y Buenas noches

      Eliminar
  4. Muy buen comienzo, buen referente a seguir

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado!
    Me veo reflejado con mis múltiples fracasos. La cuestión de fondo es: suplir tus carencias comerciales con más miembros en el equipo o mejorar la formación personal. En mi caso he optado por la primera opción y ahora empiezo a ganarme la vida decentemente ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Germán
      Gracias por tu apoyo.
      La verdad es que me haces una de las preguntas del millón, porque se puede pensar: Bueno, cuando la empresa esté en marcha si compruebo que no estoy preparado comercialmente me asocio con un comercial o lo ficho como empleado.
      Son dos opciones válidas. Ahora bien, en la primera debes compartir la propiedad del negocio con otra persona, y en la segunda hay que asegurarse de que habrán suficientes recursos económicos para pagarle al empleado. Ambas opciones son comprometidas y difíciles de tomar.
      Pero ten en cuenta que el dueño o CEO de la empresa no necesita tanto “vender” (en el sentido técnico del término) como “saber tomar decisiones comerciales correctas”. Es decir, tener conocimientos suficientes sobre cómo se negocian las ventas… y las compras. Y si las cosas no funcionan saber dar “un golpe de timón a tiempo”, incluso cambiando el Modelo de Negocio si fuera necesario.
      En cualquier caso, me alegro de que acertaras con tu elección y de que las cosas te vayan bien que, al fin y al cabo de eso se trata, no?
      Saludos cordiales

      Eliminar
  6. En mi humilda opinión, acertadas reflexiones,, aunque la formación técnica referida al producto servicio es condición necesaria, no es suficiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón, auqnue eso es precisamente lo que yo intento decir en mi post:
      "Porque esos nuevos empresarios pueden conocer relativamente bien la técnica del negocio, pero la Cuestión Comercial es algo muy distinto..."
      Lo que trato de decir es lo mismo que dices tú; que por muy bien que se conozca "la técnica" (que es necesario) eso solo no basta, no es suficiente.
      Por eso digo que la cuestión comercial es algo distinto, y más necesaria conocerla, si cabe, que la técnica, ya que si no tienes fundamentos comerciales siempre dependerás de los vendedores. De lo que te digan los vendedores que debes hacer.

      Gracias por tu comentario y saludos cordiales.

      Eliminar

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.