lunes, 6 de octubre de 2014

EL PLURIEMPLEO HOY

Un chico viene a casa a instalarme la fibra óptica. Viene en una furgoneta sin rotular de la que saca una enorme caja de herramientas de esas preparadas para su arrastre vertical u horizontal, como las maletas trolley. La abre y aparece un montón de modernas herramientas y aparatos de medición propios de su oficio de mecánico-electrónico. Pero ni un rótulo en la ropa ni ninguna pegatina en parte alguna de la empresa que lo envía.

Enseguida cogemos confianza y entablamos conversación. Me dice que sí, que es autónomo, y le pregunto si trabaja en exclusiva para la Empresa que lo ha enviado para realizar el servicio. Dice que no tiene firmada ninguna exclusiva pero que debe ser así porque teniendo libertad para trabajar con otras lo hace solo para esta. Entonces le contesto que es un “falso autónomo” pero debo aclarárselo porque no parece que lo entienda.



Es decir, si trabaja en exclusiva para una empresa (la que lo ha enviado a mi casa) es un autónomo dependiente, pero él no lo sabe. Sin embargo, la furgoneta y las herramientas son de su propiedad: se las tuvo que comprar él para poder trabajar con la Empresa. Enseguida me aclara que aunque le paga a un gestor todos los meses para que “le lleve los asuntos del IVA y demás” la Empresa se brindó para confeccionarle las facturas que debe presentarle todos los meses y en las que ya le retienen el porcentaje correspondiente por IRPF.

Me dice que la Empresa no solo se lo ahorra en vehículos y herramientas, sino también en personal y Seguridad Social, porque cuando llegó la Reforma Laboral comenzó por despedir a un montón de fijos, y para contentar a los sindicatos y que no se notara demasiado empezó con los temporales de 2x1 (uno en turno de mañana y otro de tarde, total 20 horas semanales cada uno). Pero luego pasó directamente a los autónomos, y en ese paquete entró él. 

Una vez comprueba que conozco el tema me pregunta mi opinión sobre la posibilidad de montar un negocio para importar teléfonos móviles de China y venderlos on line desde aquí, porque aunque tenga ese trabajo la cosa está fatal. Y quiere aprovechar su CIF de autónomo para que su compañera desde casa se dedique full-time al negocio y él pueda continuar ejerciendo su oficio de electrónico. 

Yo le hablo de que está comprobado que las mejores empresas actuales son las que su modelo de negocio consiste en un mix de comercio físico y virtual (on-line), empezado la mayoría de ellas por la de Internet. Y, por otra parte, las últimas cifras que recuerdo dan fe de que el fenómeno del comercio on-line va a más en España, porque el último trimestre del año pasado subieron por encima de los tres mil millones de euros aprox., un 30% más que el mismo período de 2012 (precisamente el pasado sábado venía algo en El País).

En definitiva, cada cual sabe cómo le va la feria por muchas milongas que le cuenten los políticos. Pero de la misma forma que en los años 60 mucha gente tuvo que tirar de pluriempleo para salir adelante, ahora llevamos una buena temporada en una dinámica parecida. Lo que pasa es que así como entonces había trabajo de sobra para pluriemplearse porque todo estaba por hacer, ahora ni hay trabajo ni lo habrá en bastante tiempo hasta que no cambien los modelos productivos. 

Pero incluso con la moda del emprendimiento se te hace muy raro que un trabajador no te pregunte cómo mejorar de empleo, sino tu opinión sobre si monta un negocio para conseguir un “sobresueldo” porque con lo que gana no le alcanza. Qué particular visión sobre la creación empresarial. 

Extraños los tiempos que corren.

Hasta la semana que viene

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.