jueves, 15 de septiembre de 2016

SE NECESITAN NUEVOS EMPRESARIOS

El jueves, 16 de mayo de 2013, inauguraba mi primera edición de este Blog de El Mentor con el post “El fracaso de tantas empresas nuevas”, en el que comenzaba diciendo:

“Hoy puede parecer una utopía, pero el futuro del empleo pasa por la creación de nuevas empresas, ya que se puede esperar muy poco del Trabajo por Cuenta Ajena. Pero a pesar de que la desesperación de la mitad de los jóvenes españoles esté justificada y solo vean como como única salida laboral el extranjero, deberían intentar hacer el esfuerzo de tratar de crear sus propias empresas, ya que esta parálisis de la política española sobre el Emprendimiento forzosamente debe cambiar más pronto que tarde.”

Bien, pasados tres años del comienzo de mi Blog parece que las cosas han cambiado, aunque no estoy muy seguro de en qué sentido, ya que el 1 de junio de este año, con motivo de la inauguración, del Salón Bizbarcelona, El Periódico se hacía eco de un estudio sobre el tema:

“El inicio de la recuperación económica y la reducción del paro han tenido un efecto colateral en la creación de empresas. Después de varios años de fuerte crecimiento en la cifra de emprendedores, Catalunya registró en el 2015 un descenso en el índice de emprendimiento que se debe a la caída del número de parados que huían del desempleo para montar un negocio.”

Sin embargo, los autores del estudio advierten de que la encuesta probablemente infravalora el porcentaje de emprendedores por necesidad, ya que algunos de ellos “es posible que hagan de la necesidad una oportunidad”, según Carlos Guallarte, director del estudio GEM Catalunya y profesor de la UAB. Pero la tendencia observada a la baja es inequívoca.

Es decir, se puede concluir que el Emprendimiento sube en España cuando aumenta el desempleo, lo que evidencia dos cosas muy claras las cuales las comprobamos continuamente los que nos dedicamos a la consultoría y formación de los aspirantes a empresarios.

Por un lado, que se emprende sobre todo por necesidad; es decir, por la necesidad de intentar asegurarse un puesto de trabajo aunque sea “comprándolo” a base de capitalizar como pago único el importe correspondiente por el Desempleo. Una especie de último recurso contra el paro.


Por otra parte, y pese a los buenos deseos de organizaciones, públicas y privadas por intentar encauzar hacia el logro final las pocas vocaciones empresariales que surgen, es evidente la falta total de una metodología emprendedora para conseguir los objetivos. 

Por eso quisiera recordar ahora que en mi primer post de esta segunda etapa, y que se puede leer aquí con el título “Las claves del emprendimiento (I)”, desde del pasado 30 de agosto, escribo yo lo siguiente:

“La menor supervivencia empresarial en España respecto a otros países europeos se debe también a diversos factores del entorno, como vienen aportando los expertos encuestados por el GEM, quienes indican que los principales problemas para el Emprendimiento en España, por riguroso orden, son:

1º. La falta de educación emprendedora
2º. La Financiación
3º. Las políticas gubernamentales

Sin embargo, parece obvio que todo parte del punto 3º: Las políticas gubernamentales. Porque el Gobierno tiene la facultad de modificar en parte o totalmente el punto 2º: Las políticas de financiación, y sobre todo, el punto 1º: La falta de educación emprendedora, de la que me voy a ocupar a fondo porque creo haber encontrado un método bastante fiable para colaborar en la formación empresarial de la adolescencia española.”


Hasta la semana que viene

2 comentarios:

  1. Muy buen artículo y que invita a la reflexión. Sin duda hay una generación de jóvenes cualificados y educados en una sociedad globalizada; jóvenes que viajan a países de todo el mundo y se impregnan de muchas ideas que lamentablemente comprueban que no son aplicables en su propio país (España). El potencial está ahí, pero 'aguas arriba' no te facilitan el emprendimiento (políticas gubernamentales y políticas de financiación como bien hacías referencia). Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. No te había leído hasta ahora. Has dado en el clavo. No hay interés público en colaborar, de verdad, en la creción de nuevas empresas, y muy poco en conservar las que existen.
      O por lo menos, esa es la impresión que vienen dando los responsables del tema.
      Saludos cordiales

      Eliminar

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.