jueves, 29 de septiembre de 2016

INTRAEMPRENDIMIENTO

Imagen de http://www.intrapreneurshipconference.com/

“Aquellas personas que trabajan en empresas y que muestran afán de superación, que se esfuerzan por descubrir oportunidades de negocio para su empresa, que se embarcan en nuevos proyectos bajo el paraguas de su empresa, son los denominados intraemprendedores.

Las personas intraemprendedoras desean gestionar nuevos proyectos y hacer crecer su empresa. El éxito de su empresa es visto por ellas como el propio éxito personal.”


Esto es lo que dice uno de los libros de texto de la Editorial Anaya, editado para la nueva asignatura optativa del Primer Ciclo de ESO denominada Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial, sobre cuyo tema estamos preparando un trabajo para publicarlo muy pronto en beneficio de la juventud española. 

Desde luego el tema del Intraemprendimiento no es nuevo, sino una vuelta a una tendencia que hubo hace unos diez años. Lo que pasa es que en ese tiempo las cosas han cambiando bastante, entre otras cosas a causa de la crisis, que provocó un aumento desmesurado del desempleo en España, lo cual repercutió de manera exagerada en el status de muchos trabajadores autónomos.

Porque en el fondo, ¿qué es un intraemprendedor? Pues en pocas palabras es una persona que reúne casi todas las cualidades para crear e incluso gestionar un empresa por su cuenta y riesgo pero que por determinadas circunstancias (falta de carácter o medios económicos o incluso por miedo al fracaso) no se ha atrevido a dar los pasos necesarios para independizarse y montar su propio negocio.

Entonces, ¿qué puede hacer? Pues se refugia en una empresa para trabajar por cuenta ajena y tratar de llevar a cabo sus pensamientos innovadores e incluso con la esperanza de cumplir algún día con sus sueños emprendedores. Pero la crisis cambió algunas de las reglas del juego laboral, entre otras la relacionada con el trabajador autónomo, germen de la creación de las microempresas.

Así surge la figura del falso autónomo que, queriendo o no, es fomentada por una voz que responde desde el diario El País, en 2012, a una pregunta sobre este tema hecha por un joven con una carrera y dos másteres, que desesperado y sin trabajo oye lo que le dice la voz: 

“Los jóvenes, con una tasa de desempleo del 50%, incluyendo a los recién titulados, encuentran grandes dificultades para conseguir una entrevista y obtener el empleo que desean. Sin embargo, es imprescindible que se incorporen cuanto antes al mercado laboral y que inviertan tiempo y esfuerzo en lograr una experiencia profesional acorde con sus vocaciones.

Es decir, es más importante la incorporación al mundo laboral cuanto antes que el tipo de contrato por el que se accede, sea este laboral o mercantil. Trabajar como autónomo también tiene sus ventajas. Cuando uno es su propio jefe dicha situación otorga total autonomía para la toma de decisiones, gestionando su propio tiempo sin depender de superiores o de socios.” 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“El falso autónomo es un trabajador de la empresa que ejecuta el mismo trabajo que otro compañero, pero con la peculiaridad de que no tiene los mismos derechos ni amparos que el trabajador por cuenta ajena. Es decir, trabajando para la empresa, pero como autónomos, con horarios de entrada y salida, bajo las órdenes de un superior y sin poder trabajar para otros clientes. Dicho de un modo más sencillo: tú trabajas como un asalariado pero estás “contratado” como si fueras un autónomo.”

Hasta la semana que viene

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.