miércoles, 8 de enero de 2014

EL EMPLEO POR LAS NUBES

Vaya final de añito que hemos tenido con las cifras del paro. Pero lo peor de todo es que los ciudadanos desempleados ya empiezan a estar hartos de oír el martilleo de porcentajes sobre ellos como si tratara de ovejas (churras o merinas) o rollos de papel higiénico (de una capa o de dos), con una frivolidad rayana en la desfachatez. Como si por no tener trabajo fueran simples números en las estadísticas. Como si no tuvieran bastante con su desgracia para tener que soportar que los políticos, de uno u otro signo, los utilicen como armas arrojadizas. 

Los políticos están haciendo méritos para aburrir al personal y que cuando se les convoquen a las urnas acudan solo sus incondicionales y fans, o los que viven de la olla gorda. Entre aquel desliz de la vicepresidenta que un viernes, sin datos contrastados y a ojo de buen cubero, acusó de fraude a más de medio millón de parados afirmando taxativamente (y sin pedir excusas cuando fue rectificada por el propio Ministerio de Empleo) que mientras cobraban del INEM trabajan por B, hasta la insigne diputada del ¡Que se jodan!, los parados están hasta el lazo del moño de los políticos.


Y ahora, porque se publican las cifras que elabora el INEM (la propia Administración) y que sin correctos (ojalá lo fueran) cualquier persona de buena fe se alegraría, pero que ni ellos mismos se lo creen porque las únicas causas objetivas que existen para dar por buenos dichos datos son las estacionales (el invierno como pasa en verano), entre mazapán y turrón han estado presumiendo del éxito de la Reforma Laboral. Como si los parados no conocieran mejor que los políticos los verdaderos mecanismos que mueven las colas del paro: los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) que se publican al mes siguiente de acabado el trimestre (este mes el 24 ó 25), o los más claros y seguros: los de Afiliación a la Seguridad Social.



Porque, además de encontrar un trabajo por cuenta ajena, aunque sea como “falso autónomo”, ¿por qué otros motivos bajan las cifras del Paro en las oficinas del INEM? Pues, fundamentalmente, por el aburrimiento del personal parado (sobre todo los de larga duración) que están hartos de acudir todos los meses “a firmar” (perdida toda esperanza de encontrar empleo) aunque ya no les quede ningún tipo de prestación ni cursillos por hacer y, en consecuencia, restan porque desaparecen de la lista. O los que desde la Universidad se apuntan directamente a las listas de viajeros por el mundo del empleo sin pasar por el Inem. Todos estos SÍ que son contemplados por la EPA en sus encuestas trimestrales, por lo que su fiabilidad es ifinitamente mayor. 

Y, para más inri, ahora sí que se va a notar el gran desfase que hay entre el ejército de parados de España y las verdaderas necesidades de empleo que existen y las que se nos vienen por la proa. Ahora es cuando se va a comprobar si de verdad el INEM ha servido para reciclar al personal desde oficios obsoletos a profesiones con futuro o solo ha sido una simple oficina de control burocrático. Si esos cursos de los que tanto se vanagloriaban los dirigentes sindicales van a servir para algo, ahora o en el futuro. O si una vez más, como es habitual en la Historia de España, se ha vuelto a poner el carro delante de los bueyes. 

Ahora que empiezan a dar la cara las verdaderas necesidades de empleo de la nueva sociedad, que está cambiando a un ritmo vertiginoso. Por ejemplo:

Los profesionales más buscados 

Se necesitan especialistas en servicios cloud, en big data, software Saas, aplicaciones para móviles y programadores para tabletas. Además de consultores de herramienta ERP y business intelligence que, de ser responsables de área, están retribuidos con más de 60.000 euros anuales. También comerciales, los profesionales más buscados en todos los sectores. 

El negocio online busca profesionales para responder al crecimiento del e-commerce. Entre ellos, responsables de comercio electrónico y analistas y programadores especializados. También digital managers y jefes de marketing online, expertos que son demandados no solo en este sector, sino en la mayoría de las empresas que se han lanzado a vender en la Red. Pueden ganar entre 45.000 y 60.000 euros anuales. Lo mismo ocurre con los técnicos SEM o SEO, otros de los perfiles más requeridos por todas las áreas tras la irrupción de la web 2.0; según Adecco Professional, su salario se mueve entre 40.000 y 50.000 euros. Para las compañías de exportación y logística, los puestos clave son los jefes de exportación con dominio de inglés, cuyo salario parte de 35.000 euros más incentivos, y los directores de reingeniería de negocios, que pueden ganar 70.000 u 80.000 euros anuales más variable, según Hays. Y directores de operaciones, con salarios de 50.000 a 70.000 euros, agrega Adecco. 


Hasta la semana que viene.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.